jueves, 27 de julio de 2017

Un Milagro: Dos pehuajenses de cabeza con su auto en el Rio Salado, salieron ilesos

En el kilómetro 191 de la ruta 5, en el puente Blanco, alrededor de las 9 de esta mañana un automóvil marca Peugeot 207 en el que viajaban dos personas protagonizó un despiste que derivó en un vuelco para terminar en las aguas del Río Salado.
La mitad del automóvil quedó sumergida a unos dos metros de la orilla, muy cerca de donde la corriente tiene la mayor fuerza producto del gran caudal que lleva el Río. Este hecho no tuvo consecuencias para las dos personas que iban en el auto, la
mujer sufrió un pequeño corte en una mano.
El automóvil era conducido por Bruno Yorio, de 23 años, profesor de educación física, a quien acompañaba su mamá, Gabriela Bufarini, de 50 años, ambos con domicilio en la ciudad de Pehuajó.
Si bien no se hicieron actuaciones porque no hubo lesionados, por lo que mencionó el conductor al intentar un sobrepaso logró ubicar el vehículo en su carril con algo de dificultad ante la presencia de un auto de frente, lo que derivó en que su mamá se asustara y tomara el volante. Eso ocasionó el despiste, lo que derivó en el vuelco y que terminara con la mitad del auto sumergido en el Río Salado.
El conductor y su acompañante salieron del vehículo por sus propios medios, de hecho el joven se metió en el agua para recuperar sus pertenencias que habían quedado en el auto. Los Bomberos los asistieron considerando que los dos estaban mojados y expuestos a una posible hipotermia.
En el lugar trabajaron dos dotaciones de Bomberos Voluntarios, el personal de la Policía Comunal y del Comando de Prevención Rural. Las dos personas que iban en el auto fueron trasladadas al Hospital por precaución, la mujer sufrió un corte menor en una de sus manos.

El Salado