jueves, 27 de julio de 2017

El agua no se va: el oeste sigue complicado y aún faltan las lluvias de primavera

Desde General Villegas hasta Puan, los distritos del oeste provincial continúan complicados por la situación hídrica que anega caminos y campos, amenaza producciones y pone en riesgo localidades. En la mayoría de esas comunas ya llovió más de la media anual y crece la preocupación porque aún falta la llegada de los meses más lluviosos durante la primavera.

Además de las precipitaciones extraordinarias a nivel local, el territorio recibe una gran masa hídrica proveniente de Santa Fe y Córdoba, y por su condición geográfica natural se convierte en reservorio. “Es una zona que no tiene pendiente hacia ningún lugar. Es como una gran olla”, explicó a DIB el subsecretario de Infraestructura Hidráulica bonaerense, Rodrigo Silvosa en referencia a los distritos de General Villegas, Rivadavia y Trenque Lauquen, y a los que conforman la denominada cuenca de las Lagunas Encadenadas del Oeste, que comprende los municipios de Adolfo Alsina, Daireaux, Guaminí, Coronel Suárez, Saavedra, Puan y General La Madrid.
 “El problema no es nuevo, la geografía no ayuda, pero otros dos factores agravaron la situación: el régimen de lluvias más abundante y el uso del suelo. Cambiaron los modos de producir, así como también se hicieron urbanizaciones sin obras que compensaran esas modificaciones”, explicó Silvosa.
Y en ese sentido, agregó: “Por primera vez estamos avanzando en tres obras estructurales para resolver la problemática hídrica de la Provincia, que deberían haberse hecho hace 30 años”. Mientras tanto, según indicó, “hay unas 60 obras” paliativas en ejecución, tales como contenciones para proteger los cascos urbanos y alteo de caminos que permiten sacar la producción de los campos.

Por ejemplo en Rivadavia, donde el agua afecta al 40% del territorio, está a punto de restablecerse el camino de Las Cañas que se encontraba inhabilitado y mantenía aislado a los productores tamberos de la región, quienes la semana pasada tuvieron que tirar varios litros de leche por no poder sacarla de los campos. “Estabilizamos el camino para que los productores puedan volver a pasar a partir de mañana”, dijo a DIB el intendente local, Javier Reynoso.