martes, 9 de mayo de 2017

Inundación: advierten que por las filtraciones peligra el casco de Villegas

Vecinos, concejales y el intendente se concentraron en la ruta para reclamar obras. Finalmente se harán nuevas aperturas en la ruta para drenar el agua. Advierten que “la situación es muy crítica"


Tras una importante convocatoria de vecinos y dirigentes políticos sobre el cruce de las rutas nacionales 33 y 188, el Ejecutivo provincial decidió ampliar las alcantarillas en tres trazas para descomprimir el agua que afecta al partido de General Villegas desde hace quince meses. Desde el municipio señalaron que debido a las filtraciones los cascos están en peligro.
“Decidimos ampliar un poco el escurrimiento de Villegas para evitar la presión sobre el terraplén de la ciudad cabecera”, señaló el subsecretario de Infraestructura Hidráulica bonaerense, Rodrigo Silvosa, a la agencia DIB.
Alrededor de 2.500 personas se concentraron el lunes al mediodía en los cruces de las rutas nacionales 33 y 188, en Villegas, donde estuvieron presentes el intendente, Eduardo Campana (Cambiemos); concejales y referentes de distintas entidades. La manifestación fue organizada para pedir que se realicen obras de alcantarillado en las rutas por donde el agua pasa por encima con el fin de facilitar su escurrimiento. Reclaman lo mismo para los lugares donde hay riesgo para las poblaciones de la región. En esa zona hay lugares que desde el primero de enero de 2016 llevan acumulados casi 2500 milímetros. En casi un año y medio se acumuló más del doble de lo normal para ese tiempo. Además, a la región está ingresando agua de Córdoba, lo que agrava la situación.
En tanto, ésta martes a la mañana el jefe comunal de ese distrito admitió que el agua de las inundaciones provocó "filtraciones en las defensas" y peligran "los cascos urbanos". El jefe comunal, de Cambiemos, reconoció que faltan "obras" que faciliten el "escurrimiento".
"La situación es muy crítica", enfatizó el intendente y agregó: "Sobre todo por toda la enorme masa de agua que hay en casi todo el partido y la forma en que están amenazados los cascos urbanos".
El intendente, a cargo del partido situado a 465 kilómetros de la Capital Federal, precisó que "el agua superó las anteriores defensas y, entonces, se hizo una muy precaria y hay filtraciones".
Campana recordó que "hay dos localidades" de General Villegas "que están hace bastante tiempo aisladas". "Como (sus habitantes) no pueden salir, usan los (camiones) Unimog del Ejército", dijo al graficar la gravedad de la situación. El intendente contó que "se colocaron algunos tubos y otros tipos de drenajes", pero admitió que "son insuficientes cuando llueve intensamente".

Por último, recordó que en los últimos 16 meses "el sur de Córdoba, Santa Fe, La Pampa y el oeste bonaerense recibieron una cantidad de agua inusitada: 2.500, 2.600, 2.700 milímetros".