jueves, 2 de febrero de 2017

En Casares esperaran hasta marzo: ¿Cómo vienen las paritarias municipales dentro de la Cuarta Sección Electoral?

Con municipios que ya cerraron acuerdo conforme a lo que pretendía el gobierno bonaerense, otros que aumentarán por encima del famoso 18% y otras propuestas que fueron rechazadas, los trabajadores municipales de los distritos de la región comienzan a delinear cuál será la pauta salarial para este año. Sobresale el acuerdo logrado en Rivadavia

Las paritarias municipales entran en meses claves para la
negociación y en la Cuarta Sección Electoral varios son los escenarios que comienzan a configurarse.
Sabido es que la Provincia exige que, en la medida de lo posible, los municipios cierren un incremento de sueldo en el 18% como tope.
Como lo adelantó Cuestión Política tiempo atrás, el primero en acordar por esas pretensiones fue el intendente de General Viamonte, Franco Flexas con un 18% y el segundo fue el jefe comunal de General Pinto por el Frente Renovador, Alexis Guerrera, que selló una suba del 17% retroactiva a enero.
Pero, por fuera de estos dos contextos, otros distritos presentan situaciones diferentes. Un caso es Lincoln que prevé un incremento del 40% debido a que, según le explicó el intendente Salvador Serenal a este portal, “la categoría más baja en Lincoln no llega a alcanzar el salario mínimo vital y móvil”.
Rivadavia es otro distrito que superó el límite de Vidal. Lo hizo en diciembre cuando se aprobó un aumento del 35% anual más una suba adicional del 10% para profesionales de enfermería y otras especialidades médicas.
A unos kilómetros de distancia, el intendente dominguista de Alberti, Germán Lago, sostuvo para Cuestión Política que iba a ser muy difícil cerrar con el 18%, incluso, el alcalde albertino aprobó un presupuesto con un 20% de incrmeento estipulado que podría estirarse aun más tras el acuerdo que Provincia cierre con los gremios docentes.
En Trenque Lauquen, por caso, Miguel Fernández ofreció un 18% a pagarse en cuatro cuotas de 4,5% cada una pero la propuesta fue rechazada por el sindicato.
Otro caso que aguarda definiciones es Chivilcoy. Según pudo saber este medio, Britos ofrecerá un 18% de incremento en los encuentros que empezará a sostener con municipales a partir de marzo pero, fuentes gremiales chivilcoyanas, le confiaron a Cuestión Política que buscarán aumentar ese tope.
Por último quien se manifestó sobre el acuerdo venidero fue el jefe comunal de Carlos Casares quien le cofió a Cuestión Política que esperará hasta marzo para ver cómo evoluciona la inflación.
"Yo creo que después del anuncio de ayer de las tarifas de luz, sumado a los aumentos del combustible y falta aún por ejemplo gas, el 18% es muy difícil. Hace 15 días atrás el 18% parecía lógico, hoy tomando estos últimos anuncios de aumentos de prepagas, luz y los que se avecinan, daría la sensación que no alcanza", señaló Walter Torchio.

Fuente: Cuestión Política