viernes, 25 de noviembre de 2016

Pérez Esquivel: “La educación es la práctica de la libertad”

El presidente de la Comisión Provincial por la Memoria y Nobel de la paz, Adolfo Pérez Esquivel, conversó ayer con los jóvenes que participan del XV Encuentro de cierre del programa Jóvenes y Memoria en Chapadmalal. “Este espacio es un espacio de libertad, de esperanza. Un espacio para construir con el otro el cambio social y político”, señaló Pérez Esquivel. En estos primeros días, el encuentro ya reunió a unos 3 mil jóvenes que, desde sus escuelas, barrios y ciudades, activan las memorias locales y denuncian las violaciones a los derechos humanos hoy.

"La memoria nos ilumina el presente, porque es en el presente donde podemos construir el futuro", expresó el presidente de la CPM, Adolfo Pérez Esquivel, ante un auditorio del hotel 8 lleno de jóvenes, coordinadores y docentes de toda la provincia de Buenos Aires. Durante un conversatorio, Pérez Esquivel habló de las deudas pendientes de la democracia: las desigualdades e injusticias que producen modelos económicos opresivos, las violencias del Estado y el reconocimiento de los pueblos originarios, entre otros. También destacó  el sentido de la educación como práctica de la libertad. Esa posición política define, desde hace 15 años, el programa de la Comisión Provincial por la Memoria.
"Ustedes, en Jóvenes y Memoria, investigan y conocen lo que nos pasó y también lo que nos pasa, eso genera conciencia crítica, valores e identidad", dijo Pérez Esquivel. Esa identidad que, en cada Chapadmalal, se construye desde la diversidad, desde la interrelación con el otro. Una identidad que se construye, a su vez, bajo un piso común: la defensa de la democracia y la lucha por los derechos humanos.
Los miles de jóvenes que pasan año a año por el programa de la CPM asumen ese compromiso con su historia y su futuro; recorren sus barrios, escuelas y ciudades, activan las memorias locales y denuncian las violaciones a los derechos humanos del presente. A ellos, Adolfo Pérez Esquivel los invitó a construir juntos otra sociedad posible: "Una revolución que se hace por la indignación frente a las injusticias".
En esta XV edición de Jóvenes y Memoria, el presidente de la CPM recorrió los auditorios, se acercó a las investigaciones que presentaron las escuelas y organizaciones sociales, culturales y políticas de distintos puntos de la provincia: San Fernando, Ituzaingó, La Matanza, Adolfo González Chaves. Intervenciones urbanas, documentales, obras de teatro y presentaciones musicales que buscan romper los silencios que todavía cargan sus localidades, que denuncian la violencia policial, la discriminación como legitimación de la desigualdad, que reclaman el derecho a la comunicación y la defensa de la educación pública.
Como cada año, estas investigaciones permiten trazar un mapa amplio de temas y actores que marcan la agenda política del momento. En estos primeros días, unos 3 mil pibes y pibas ya pasaron por Chapadmalal y, hasta el 6 de diciembre, seguirán llegando. 13 mil jóvenes comprometidos, 13 mil jóvenes que participan e intervienen: “Los jóvenes somos los protagonistas de Chapadmalal", dicen las chicas de le Escuela Técnica N1 de Mercedes. En la misma línea, la directora general de la CPM, Sandra Raggio, agrega: “Nos seguimos encontrando en este espacio que ya es un derecho conquistado por los jóvenes”.
El programa de la CPM propone a los jóvenes ser actores en los procesos de construcción de la memoria colectiva y la defensa de los derechos humanos. "El encuentro Jóvenes y Memoria es poder compartir, conocerse, mirarse y llenarse de fuerzas unos a otros. Este encuentro es un nuevo amanecer y nos demuestra que nunca estamos solos, siempre tenemos la obligación con nuestro pueblo y siempre en los pueblos hay capacidad de resistencia para construir una sociedad mejor", cerró Adolfo Pérez Esquivel.