viernes, 4 de noviembre de 2016

El insistir tiene premio

Por: Mariano Gandini (@marianogandini) Martín Aguirre tiene 36 años, oriundo de Carlos Casares, fanático de Boca y seguidor de Huracán de su ciudad. Vive con Paula su mujer, tienen a Martina de 6 años y esperan un varón para marzo. En el año 1999 llegó a la Capital Federal acompañado de su amigo entrañable, Fernando Pietrafesa con el sueño de ser periodista. A los 3 años ingresaban los dos juntos a trabajar en Radio Mitre. 15 años después se convirtió en el primer productor de radio de la historia en recibir el Martin Fierro a la Mejor Labor en Producción.

Hoy, en TODOPROVINCIAL presentamos a un “obrero” de la Producción radiofónica, un alma de hierro para un trabajo sin fin. Un hombre simple, pero eficaz. Martín Aguirre nos abre las puertas y no invita a pasar al living de su casa, donde brilla su nueva adquisición, el otro Martín, el de Fierro.
-M.G: Hola Martín. Felicitaciones ante todo. ¡Que fierrazo metiste!
-M.A: Hola Marian querido. Todavía no lo puedo creer. No entiendo nada.
-M.A: ¿Qué querés tomar? Café, cerveza, jugo, agua.
– M.G: Agua o jugó es lo mismo.
El living de la casa es armonioso, simple y sencillo, como él. Observado por una decena de miradas de Martina, me siento en la mesa principal, Jorge Rial de fondo y sobre mis hombros, reposa en uno de los estantes la sonriente cara de Paula custodiada por “Los Martínes”. Un par de anécdotas coterráneas, datos de amistades comunes para ponernos al día y el grabador se enciende.
 -M.G: ¿Llevanos al momento que llegaste a Buenos Aires a estudiar periodismo y como decidiste ser productor?
-M.A: En el año 1999 vine de mi ciudad Carlos Casares a estudiar periodismo deportivo al Círculo de periodistas deportivos de Buenos Aires, estudie tres años, me recibí y en el año 2001 ingresamos como pasantes en Radio Mitre junto con Fernando Pietrafesa, que es un amigo mío de Carlos Casares con quien vinimos a estudiar periodismo y vivimos juntos los primeros años como estudiantes.Desde ese año hasta la actualidad trabajo  en radio mitre. Empecé como todos bien de abajo, atendiendo los teléfonos en un programa de los sábados a la tarde, que era de juegos, consignas y música; después pasé a trabajar con Beto Casella, que era un programa de recuerdos a la noche de lunes a viernes y más adelante me tocó ser productor con Magdalena Ruiz Guiñazú a la mañana.  Además, tuve suerte de trabajar con muchas personalidades importantes del periodismo Argentino como lo son Ernesto Tenembaum, Alejandro Fantino, Jorge Lanatta , Marcelo Longobardi y  Marcelo Bonelli entre tantos otros.
-M.G: Cuándo te toca trabajar con periodistas consagrados como lo es en tu caso, debe ser mucha la presión pero a la vez mucho el aprendizaje ¿Cómo se hace para transformar la presión en conocimiento?
-M.A: Aprendizajes tenés todo el tiempo, porque todos los conductores se manejan de forma distinta, le interesan diferentes temas o tocan las noticias desde otros costados, brindándote un aprendizaje permanente. Cada vez que trabajas con un conductor te tenés que amoldar a su forma de trabajo. Los productores tenemos que tratar de resolver las solicitudes de los conductores, somos los encargados de hacerle las cosas más fáciles para que los conductores que son la cabeza del equipo se puedan lucir.
También aprendemos todos los días con las noticias, ahora con las redes sociales, la revolución tecnológica de los medios te obliga a estar siempre con lo último y estar interiorizado, la gente no solamente nos escucha por las radio, sino que ahora lo hace a través de las aplicaciones, de internet, twitter y eso hace que tengas que ir aprendiendo y resolviendo sobre la marcha.
Hay veces que te explotan temas en vivo, como me sucedió cuando recién daba mis primeros pasos y se murió el papa mientras estábamos en vivo. Fue bastante raro, porque fue la noticia del mundo durante días, semanas y meses,  y esa fue una de las cosas que no me voy a borrar nunca porque estuvimos trabajando como 12 horas seguidas y son cosas que te marcan la carrera.

-M.G: Explicale para los que no son del palo ¿Cuál es la función del productor dentro de un equipo de radio?
-M.A: Es difícil de explicarlo. Porque hace muchas cosas. El productor es quien tiene que controlar todo para que el producto que sale al aire salga de la mejor manera posible y con la mejor prolijidad. Desde buscar la nota con mayor impacto, cortar bien el audio y mandar bien el móvil, hasta que el conductor tenga el café o el vaso de agua, que anden los auriculares, controlar la música, las tandas, es una tarea de coordinación muy difícil porque todas son cosas muy importantes, desde la nota hasta que los comerciales estén adentro. Además tenés que elegir la música que suena en el momento, darles aire a los columnistas, estar atento a los móviles y darle bien el destino porque hoy con el tránsito, le das mal al móvil y perdiste.
-M.G:¿Cómo se maneja el vivo con la presión del tiempo-contra tiempo?
-M.A: Si. Trabajamos bajo presión constantemente. En el caso de Marcelo Longobardi tiene una metodología de trabajo rara y buena a la vez, no se trabaja el día anterior, no hacemos pre producción, el se rige mucho por la agenda de los diarios y empezamos a producir el programa en vivo. A partir de las 6.30 de la mañana comenzamos a buscar a los entrevistados.
Recuerdo que la primera reunión que tuvimos cuando llega Marcelo a Radio Mitre -me dice- tengo una manera muy particular de trabajar, no hago pre producción los días anteriores, yo no trabajo los días anteriores, para mí el programa se arma en base a la agenda de los diarios, con lo cual no trabajo el día anterior y arrancar un programa a las 6 de la mañana, a despertar gente, buscar entrevistados, me pareció raro.
Sería mucho más organizado producirlo el día anterior, pero tiene sus pro y sus contra, porque si ya lo produjiste el día anterior no podes cambiarlo; además para nuestro trabajo nos da una velocidad única.
Esta metodología de trabajo te marca, porque si vos no podes ubicar a una persona, al toque tenes que cambiar, es muy dinámico y esas cuatro horas del programa son a las corridas.
-M.G: ¿Qué pasa cuando un entrevistado se te cae sobre la hora de salida, como se suplanta?
-M.A: Depende. Hay veces que sabes de antemano que hay personas que son difíciles y otras que no, que cumplen con su palabra y otras que no, vos sabes que cuando llamas a alguien que es difícil cuando te atendió tenés que tratar de meterlo al aire sin que piense mucho.
Hoy también tenemos una nueva forma de trabajar que es a través de wattsapp, todos o la gran mayoría tiene wattsapp, entonces escribís por ahí, te pide de que numero lo van a llamar para no atender otros.
-M.G: ¿Cuándo hablas por wattsapp te suele suceder que te “claven el visto”?
-M.A: Si. Pasa mucho, en ese momento tenés que insistir. Creo que debemos ser los más odiados del mundo, porque despertamos gente, llamamos a la casa, molestamos, nos deben odiar, pero es parte de nuestro trabajo.
-M.G: ¿El productor debe ser insistidor por naturaleza?
 -M.A: Si. Hay veces que saturamos. Cuando uno es el personaje del día, capaz que lo llamamos 50 veces hasta que nos atiende, estás durante dos horas con Redial hasta que del otro lado te atienden.
También nos pasa a la inversa, que hay un hecho de inseguridad y hay que sacar a alguien que no es conocido, entonces empezás a buscar por la guía, con los vecinos, radios locales, haces cualquier cosa para poder conseguir la nota. Nuestro insistir es eterno.
-M.G: ¿Cómo tomaste la decisión de APTRA de dividir la noche del Martín Fierro de Televisión y de Radio?
-M.A: Este año fue algo paradójico e histórico para lo que es la industria de la radio y la televisión, porque APTRA por primera vez decidió desdoblar las fiestas. Por un lado la televisión y por el otro la radio, todo el mundo creyó que la fiesta de la radio iba a quedar minimizada, deslucida y la verdad que fue una fiesta espectacular, toda la gente de la radio que fue a la fiesta le agradeció a APTRA por haber tomado esa decisión, porque creían que la radio se merecía su noche.
Hubo 27 ternas, cuando antes no llegaban a 10. Incorporaron a mucha gente, entre ellos la terna que gané yo como mejor productor, pero lo importante es que se valoró a todos  columnistas, movileros, operador, productor, programas de mañana, tarde y noche, la verdad que fue una muy buena decisión de APTRA. Festejando el premio
-M.G: ¿Cómo te enteras de la nominación al Martín Fierro?
-M.A: Las nominaciones salen un sábado a la tarde, yo estaba durmiendo la siesta, me levanto y había dejado el teléfono en silencio, lo miro y tenía 200 mensajes y llamadas de compañeros, amigos, colegas, que me saludaban y se tomaban un poco en broma el tema de la nominación; y bueno el día de la premiación la verdad que todavía no entiendo, no caí.
-M.G: ¿Con quién competiste en la terna y como fue el momento de la premiación?
-M.A: En la nominación estaba con Florencia Martínez (productora de Reymaldo Sietecase –Radio Vorterix) y el equipo de producción de Basta de Todo (programa de Matías Martín- Radio Metro).
Le verdad que estaba muy nervioso, la pase re mal. No pude comer en toda la noche, porque estábamos en la mesa principal, al lado de Tinelli, estaban todos los mostros de la radio, gente que yo vivo escuchando, desde Gustavo López en radio La Red hasta Alejandro Fantino. Cuando llegó mi terna te juro que me moría de miedo. Me había llevado un papelito para no olvidarme de nadie si ganaba, de la gente que me dio una mano alguna vez; y tuve la mala suerte de que no había atril en donde apoyarlo, así que no lo pude usar y encima cuando subí me olvide de todo.
-M.G: ¿El broche de la noche fue ganar con el programa de Longobardi el de Oro?
-M.A: Si, la verdad que el programa de Marcelo arrasó con todo. Ganó Marcelo como mejor labor periodística masculina, mejor programa periodístico, María Isabel Sánchez como mejor trabajo en locución, Rolo Villar como mejor labor humorística y el mío. Además la radio ganó otros 7 premios más. Fue una noche redonda.
-M.G: Me imagino que estar arriba del escenario debe ser bastante complicado para alguien que está siempre atrás de cámara ¿te la bancaste bastante bien?
-M.A: Me pasó de todo, es terrible estar ahí arriba, las luces te mataban, escuchas el murmullo de la gente, Marcelo Tinelli a 5 metros, imaginate yo hablándole a Tinelli, no lo podía creer. Sabiendo que está transmitiendo canal 13 en vivo, más nosotros que no tenemos la química y el ejercicio de estar frente al micrófono, fue todo muy difícil, estaba muy nervioso, pero bueno, de lo más importante creo que me acordé que es de la gente que me apoyó, de mis compañeros de trabajo, de mi familia y de la ciudad. Creo que cumplí con todos.-