jueves, 17 de marzo de 2016

Se buscan caminos de salida para la crisis lechera

Reunión entre Cámaras de productores lecheros y Ministro de Agroindustria de la Nación y su equipo

El 15 de Marzo, las Cámaras de Productores de Leche de Córdoba, Santa Fé, y la Cuenca Oeste de Buenos Aires, mantuvimos una reunión con el Ministro de Agroindustia, Ricardo Buryaile, y su equipo de colaboradores en lechería. Pusimos sobre la mesa las severas inquietudes que por estos días pesan sobre los tamberos, nos informaron sobre el estado de las gestiones que se están llevando adelante para revertir la emergencia en que se encuentra el sector, y aportamos las propuestas y críticas que
consideramos conducentes a ese mismo fin, que básicamente pasan por crear las condiciones para impulsar una inmediata y significativa suba de precios a los tambos.
En la misma, el Ministro declaró su cabal conocimiento de la gravedad de la situación tambera. Y pidió no sobreabundar en diagnósticos innecesarios, sumar esfuerzos para encontrar solución a los problemas, y tratar de aportar propuestas concretas y viables. Los aspectos más salientes que podemos extraer, entre otros que allí se ventilaron, son:

Compensaciones a tamberos


El Ministro mostró buena disposición para renovar las mismas. Y se le pidió que se asignen por tambo, y no por CUIT, de forma de contener a los pequeños y medianos productores, sin por eso discriminar a los que en su momento, apostaron al crecimiento. En este punto, se coincidió en señalar que estas ayudas temporarias no se otorgan para reemplazar los aumentos que se esperan de las industrias, sino para elevar un escalón más, a partir de los mismos.
Financiamiento de los tambos, en la transición. Los productores reconocimos la mejora de las nuevas líneas de crédito respecto de las convencionales. Pero señalamos limitaciones para el acceso a las mismas, y un manifiesto desfasaje en relación a un sector que está trabajando a pérdida. Pedimos más plazo, y un mayor período de gracia. Desde el MA hubo autocrítica por las complicaciones burocráticas, y un compromiso para sacar una nueva línea a cinco años de plazo, con uno de gracia.
Compras estatales y eliminación de los sobrestocks. Considerada como un elemento clave, el Ministro ratificó la decisión política de comprar el sobrestock de leche en polvo. Se explicó que se trabaja para contar con las herramientas que permitan que esto se haga con la celeridad que se requiere. Aclarando que se necesita además de una disposición favorable de las industrias, y que habría 3 condiciones ineludibles a respetar: a) No se comprará mercadería cercana a su vencimiento, b) La leche en polvo que se compre, no puede volcarse al mercado interno pre-existente, y c) Las industrias deben trasladar este “desahogo” a subas de precio al productor.
El compromiso y la contribución de las industrias y los comercializadores. No hizo falta abundar en argumentos, para acordar que es impensable una salida a esta emergencia, sin el concurso de todos los actores. Dentro de la cadena, resulta hoy fundamental que la industria salga de su silencio y de señales claras de su compromiso con la estructura productiva y con el futuro, cosa que pasa por colaborar en la eliminación de los sobrestocks, en una recuperación de los precios de la leche, y un acortamiento en los plazos de pago. Y respecto de quienes venden a la cadena el servicio de comercialización, está claro que tienen márgen para absorber subas de precios en planchada de fábrica, sin un traslado del mismo al consumidor. El Ministro Buryaile se comprometió a avanzar rápidamente en el trabajo con estos dos sectores.
Un tiempo perentorio. Por último, las Cámaras tamberas advertimos que esta emergencia requiere de medidas efectivas en el cortísimo plazo, ya que la situación de los tamberos, así como está, no se puede sostener ya más.
CAPROLECOBA (Cámara De Productores De Leche De La Cuenca Oeste de Buenos Aires)