martes, 4 de abril de 2017

Vidal analiza un plus por capacitación para los docentes

Busca por esa vía llegar a un acuerdo y bajar la tensión gremial, En lo que el propio Mauricio Macri bautizó como la "batalla" contra los gremios docentes, el gobierno bonaerense evalúa una alternativa para destrabar el conflicto que promete agudizar la tensión.


En línea con ideas ya puestas
sobre la mesa de negociación y rechazadas por los sindicatos -como premiar a los docentes que no paren o canjear un aumento salarial por una reducción en el ausentismo-, la administración de María Eugenia Vidal estudia la posibilidad de pagarles un plus por capacitación a los maestros de todos los niveles.
"Es inconcebible que para un docente la única manera de ganar más sea envejecer. Ése es el criterio que hoy impera y es lo que tenemos que cambiar", sintetizó ante LA NACION uno de los funcionarios que trabajan en la idea. Aclaró que "en ningún caso" la idea supone pagarle menos al maestro que no sume instancias de capacitación. "Hay que pagarle más al que se capacite sin pagarle menos al que no lo hace", indicó.
En lo inmediato, la iniciativa buscará contribuir al desgaste del paro como herramienta de presión para torcer la paritaria y alcanzar un acuerdo que ponga fin a un conflicto que sumará esta semana 16 días sin clases en la provincia.
De fondo, afirman en La Plata, se trata de demostrar que el plan de Macri para "transformar" la educación "va mucho más allá" de la puja por el salario docente. "Es una pelea de fondo", repiten tanto cerca de Vidal como del Presidente.
La idea está "verde", aclaran en el gobierno provincial. En los próximos días llegará a la mesa que comparten los ministros Alejandro Finocchiaro (Educación), Hernán Lacunza (Economía) y Marcelo Villegas (Trabajo), que desde hace dos meses llevan adelante el cara a cara con los docentes, mientras Macri y Vidal empujan la negociación desde el discurso. De avanzar, la idea de premiar a los docentes que se capaciten será otro eje de la estrategia oficial para enfrentar a los maestros con la dirigencia sindical.
Vidal está convencida de que ése es el camino para destrabar la disputa. Implica de hecho redoblar la apuesta en el enfrentamiento con los gremios, en particular con el jefe del Suteba, Roberto Baradel.
Por otro lado, mientras se evalúa el plus por capacitación y cómo implementarlo, empezó a delinearse una reforma del sistema de puntaje por formación vigente. "Hoy un doctorado vale tres puntos y un curso del Suteba sobre cómo agarrar el micrófono en un acto vale cinco", ejemplificó un funcionario.

En la extendida disputa con los gremios, Vidal desplegó una serie de estrategias que fueron de menor a mayor. Empezó convocando a voluntarios para reemplazar a los maestros que pararon, iniciativa que no prosperó; pagó un plus a los que no adhirieron a las huelgas, y siguió con la propuesta de subir sueldos a cambio de bajar el ausentismo. Ahora, piensa en premiar a los que se formen. Otra forma de enfrentar a maestros "buenos y trabajadores" con maestros (o dirigentes gremiales) "privilegiados y mediocres".