jueves, 20 de abril de 2017

Profecía cumplida, La Picasa cubrió la ruta 7

Sigue llegando agua desde Córdoba y el nivel de la laguna sube.

    
La ruta nacional 7 en La Picasa ya es zona de desastre. El agua cubrió la ruta y el nivel de la laguna sigue subiendo, a medida que llega la masa de agua desde el sur de la provincia de Córdoba y desde Buenos Aires.
En algunos sectores de la ruta que atraviesa La Picasa, hay 5 centímetros de agua sobre la calzada y bagres y mojarritas

navegan sobre el asfalto sumergido. Algunos pescadores tiran el anzuelo desde los guard-rails, mientras en los campos cercanos se acelera la cosecha temiendo que el agua siga subiendo y ya no pueda recolectarse la soja. 
Algunas tolvas descargan el grano en camiones sobre la ruta, porque las entradas a los campos ya son imposibles de transitar con la carga. La profecía lamentablemente se cumplió, y la laguna terminó cubriendo la ruta. Aún se desconoce si Vialidad Nacional elaboró algún informe, sobre la cantidad de tiempo que la ruta y su terraplén pueden resistir el agua sin deteriorarse gravemente. El temor, por supuesto, es que si la ruta permanece mucho tiempo sumergida sea irrecuperable. Y volvamos a la situación de principios de siglo, con la ruta demolida por el agua y esperando su reconstrucción.