miércoles, 8 de febrero de 2017

¿La pileta de San Esteban correrá la misma suerte?: La fuente de plaza San Martin transformada en cantero


Hace poco más de un año que comenzó la destrucción de la fuente ubicada en Plaza San Martin de la ciudad de Carlos Casares, la última que quedaba funcionando y si bien tenia algunos inconveniente para su normal función, era un icono característico del lugar.
Desde el Municipio, a través de la secretaria de Obras Públicas, aduciendo que era un foco donde podía proliferar el mosquito que produce las enfermedades del Dengue, zika, chikungunya, entre otros, decidieron destruir la caería y transformarla en un cantero. No fue rápida la modificación se tardaron más de un año, ya que recién ahora empezaron a
trabajar nuevamente, ni que se viviera la Fiesta del girasol y haya que dar un aspecto de ordenados y limpios.
Con esta determinación mucha gente se mostró molesta ya que con ese criterio no deberían existir más fuentes en ningún lugar y por lo que hemos visto las hay y muy bellas, y no es necesario ir muy lejos, si hacemos 50 kilómetros para un lado o el otro de Casares (Pehuajó o 9 de Julio) las encontramos funcionando. Ni hablar en las grandes ciudades donde concurren y habitan centenares de miles de personas.
En Casares les resulto más sencillo taparla de tierra que reparar el sistema de cañerías para que funcione normalmente y decirle a un empleado Municipal que se encarga de las tareas dela plaza que todos los días le pase del lado interior de la fuete un cepillo limpiando la unión entre el agua y la pared para despegar cualquier larva que pueda existir y de ser necesario colocarle un poco de cloro. Con esas simple medidas hoy casares podría contar con la fuente que la distinguía.
Fuente plaza de Pehuajo, funciona
Ahora cabe preguntar ¿si la excavación que se hizo para la creación del lago artificial no genera ningún tipo de foco infeccioso o de peligro para los ciudadanos o el basural ubicado en el Bajo de Cerda, donde ahora viven unas familias, no es peor?
Otra pregunta es ¿qué va a pasar con la pileta de San Esteban si se sigue rompiendo o la reparación de la junta de la misma (según dicen las malas lenguas a la Comuna le habría costado unos cuantos miles de pesos, hablan que la cifra superaría los 100 mil) se deteriora y la gente n asiste como debiera, se transformara también en un inmenso cantero que embellezca el Parque?

Ahora ya sabe, si la Pelopincho no le convence llénela de tierra y transfórmela en un bello y florido cantero.