miércoles, 18 de enero de 2017

El aumento del gasoil encarecerá la producción primaria en más de 2.400 millones de pesos

"Estos valores no son inocuos, porque  mellan paulatinamente la rentabilidad del productor argentino", dijo la BCR. El aumento es del 8%, cuando el Banco Central anunció una meta de inflación entre el 12 y el 17% para todo 2017

El reciente aumento aplicado al precio del combustible, que alcanzó al 8 por ciento, significará un incremento de 2.400 millones de pesos (154 millones de dólares) en los
costos de la producción primaria, si se tiene en cuenta que el campo consumo unos 1.800 millones de litros de gasoil al año para la campaña 2016/2017, así lo consignó un trabajo de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).  
El valor en tranquera de la producción de granos de Argentina se podría estimar en 20.700 millones de U$S, este incremento representa el 0,7% de este valor. Parece un aumento inocente, pero no lo es. Es alto. Es un 8% cuando el Banco Central anunció una meta de inflación entre el 12 y el 17% para todo el año 2017, por lo tanto el aumento de los costos puede mellar paulatinamente la rentabilidad del productor argentino.
El aumento del 8%, se sumó a los aplicados en 2016, que representó en los surtidores subas del 31%, pero la inflación anual osciló en el 39/41%. Este es el argumento que exponen las petroleras para justificar dicha suba.
Si el consumo de gasoil alcanza a los 1.800 millones de litros, de acuerdo a las estimaciones de la  Dirección de Informaciones y Estudios Económicos de la BCR, el sector tendría un gasto cercano a 30.331 millones de pesos por la utilización de este combustible (aproximadamente 1.920 millones de dólares estadounidenses) sin computar el aumento del 8% en el precio de gasoil dispuesto en esta semana. Con los nuevos precios, esta cifra se elevaría a 32.757 millones de pesos.
En los 1.800 millones de litros de gasoil hemos computado el probable consumo de combustible dentro de las explotaciones agrícolas como parte del proceso productivo (comprende la utilización de maquinaria agrícola en las principales labores culturales y movimientos internos de los rodados) y el que demanda el transporte de granos y subproductos desde las explotaciones agrícolas hacia puertos y fábricas, tanto por el modo ferroviario como por carretera.
Las cifras estimadas deben ser interpretadas como resultados aproximados. El consumo de gasoil en el proceso productivo para la campaña 2015/2016 se estima que ascendió a los 858 millones de litros, mientras que el consumo que demandado por  el transporte de la producción de granos por camión y ferrocarril ascendió en esa campaña a 941 millones de litros.
Las estimaciones fueron calculadas sobre la producción y el transporte de soja, maíz, girasol, sorgo, arroz, maní, trigo, avena, centeno, cebada cervecera, alpiste, cártamo, colza, lino, cebada forrajera y trigo candeal.
El incremento del 8% en el precio de los combustibles podría significar para los productores de granos cerca de $1,35 a pagar por cada litro de gasoil. Si se multiplica ese valor incremental promedio de $1,35/litro por los 1.800 millones de litros que consume el campo para la producción granaria se  obtendrá un total de 2.426 millones de pesos que es la cifra aproximada que deberán pagar de más los productores por este ajuste en el precio de los combustibles.
Si a esta cifra se la divide por el tipo de cambio actual (1 U$S= 15,8), los productores deberán aportar 154 millones de dólares adicionales para financiar este ajuste en los precios del gasoil.
El valor en tranquera de la producción 1016/2017, fue estimada por los economistas en unos 20.700 millones de U$S, este incremento en el precio de los combustibles representa el 0,7% de este valor, casi el 1%. El ajuste del precio del combustible en un 8% parece una cifra baja y con poca incidencia  en los costos “hay que tener mucho cuidado, porque este aumento se va a llevar casi el 1% del valor de la producción de granos de Argentina medida en la tranquera”, advirtieron los economistas de la BCR.
 “Estos valore no son inocuos, porque  mellan paulatinamente la rentabilidad del productor argentino. Es alto el incremento. Es un 8% cuando el Banco Central anunció una meta de inflación entre el 12 y el 17% para todo 2017”, advirtieron los economistas.
La Sociedad Rural Argentina (SRA), por su parte, a través de su Instituto de Estudios Económicos y Negociaciones Internacionales, dirigida por  Ernesto Ambrosetti, estimo el consumo total de combustible para todo el sector agropecuario argentino en la campaña 2015/2016 en 4.300 millones de litros anuales. Esta cifra incluye todas las actividades agrícola-ganaderas, la producción de limones, forestaciones, frutas, hortalizas y todas las economías regionales (algodón, arroz, pasturas, adecuaciones de caminos y generadores eléctricos).
Si se aplica la misma metodología de cálculo en este modelo, esa cifra de 4.300 millones de litros, sumado el incremento del 8% en el precio de los combustibles, podría significar que todos los productores agrícolas y ganaderos del país deberán abonar 5.800 millones de pesos más por este aumento en los combustibles, que medido en la moneda estadounidense, equivale a 367 millones de U$S.
La Sociedad Rural Argentina, a través del Instituto de Estudios Económicos y Negociaciones Internacionales estimo el consumo total de combustible para todo el sector agropecuario argentino en la campaña 2015/2016 en 4.300 millones de litros anuales, cifra que incluye todas las actividades primarias, inclusive pasturas, adecuaciones de caminos y generadores eléctricos.
El incremento del 8% en el precio de los combustibles podría significar que todos los productores agrícolas y ganaderos del país (incluyendo las economías regionales) deberán abonar 5.800 millones de pesos más por este aumento en los combustibles. Esta cifra en U$S (al tipo de cambio actual) equivale a 367 millones de U$S.