martes, 24 de enero de 2017

Dramáticas inundaciones en todo el noroeste bonaerense

Diario Junín sobrevoló las zonas afectadas obteniendo imágenes exclusivas del fenómeno climático que ya ha superado al ocurrido en 2001. Teodelina, Arribeños, Ferré, entre otras, fueron vistas desde el aire por este sitio informativo. El cuadro de situación actual.

A una semana de las inundaciones que azotaron al norte y noroeste bonaerense y que dejaron a la localidad nicoleña de La Emilia completamente bajo agua, la
situación comenzó a normalizarse lentamente, aunque todavía quedan cientos de evacuados y temen que nuevas lluvias puedan complicar aún más la situación.
El intendente de San Nicolás, Ismael Passaglia, -muy cuestionado por los vecinos- anunció que dispondrá 30 millones de pesos del presupuesto local para ayudar a los damnificados de La Emilia mediante una asistencia económica directa.
En esa localidad, donde la mayoría de los habitantes perdió todas sus pertenencias, aún se encuentran abocados a las arduas tareas de limpieza y desinfección.
El director de Promoción Comunitaria, Álvaro Ocariz, dijo hoy que “los camiones municipales tardarán al menos 10 días más en retirar los muebles que se perdieron con el agua y que los vecinos van sacando a las veredas”, por lo que las tareas de limpieza se extenderán por varias semanas.
Asimismo, personal municipal trabaja en la recolección de los residuos, y en el barrido del casco urbano para retirar la basura de las veredas y canales, para luego poder realizar las tareas de fumigación debido a la propagación de todo tipo de insectos.
 “Hay comerciantes, empleados en relación de dependencia, familias que viven del cultivo de huertas, jubilados, empleados estatales, la variedad de casos es muy grande y no a todos le sirve la misma ayuda, por eso dispusimos de un paquete que permitirá que cada uno en particular cuente con toda la ayuda que necesite para recuperar lo perdido y normalizar su situación lo antes posible”, dijo Passaglia tras anunciar que la Comuna realizará distintos relevamientos y entregará un “Certificado de Inundabilidad”. La directora provincial de Gestión de Riesgo y Emergencias, Virginia Laino, sostuvo que “es importante poder recoger rápidamente todo lo que la gente saca porque con el sol todos los residuos comienzan a tener mal olor y pueden atraer la presencia de animales, alimañas y enfermedades de transmisión”.
En el operativo trabajan distintas áreas del Gobierno bonaerense, junto al Ceamse y al municipio de San Nicolás informó la Provincia en un comunicadoy precisó que se dispusieron dos bateas autodescargables, cuatro camiones volcadores, uno compactador, una retropala, y dos camiones pesados para llevar las máquinas, entre otros.

El agua en baja


El intendente de Arrecifes, Javier Olaeta, dijo a esta agencia que “lo peor ya pasó” y que el agua del río homónimo “está bajando lentamente, aunque la cota aún está más de tres metros por encima de lo normal”.
Asimismo, dijo que las personas evacuadas –unas 150- “se encuentran volviendo de a poco a sus hogares” y que el Municipio entrega “kits con productos de higiene, porque todavía queda una ardua tarea de limpieza”.
En ese sentido, dijo que “se espera que de cara al fin de semana la situación se normalice completamente”, aunque reconoció que nuevas lluvias podrían volver a complicar seriamente el panorama.
En Salto, donde el nivel del río homónimo superó el viernes pasado los ocho metros de altura, el agua comenzó a bajar aunque el alerta se mantiene por posibles precipitaciones anunciadas para mañana y los próximos días. Mientras que también se produce lentamente el regreso de los más de 600 evacuados a sus hogares.
El mismo panorama se vive en Rojas y General Arenales. Según precisaron fuentes locales, en esta última comuna quedaban unas cuatro familias evacuadas en la localidad de Ferré.
En Junín y en Alem, en tanto, el agua no perjudicó los cascos urbanos, aunque sí produjo severos daños en los campos. Mientras que en la primera localidad se estima que la afectación alcanza al 40 por ciento de las hectáreas productivas, el intendente de Alem, Alberto Conocchiari, advirtió que en esa comuna el territorio comprometido es del 60 por ciento