martes, 3 de enero de 2017

Atención intendentes: paso a paso, cómo será el nuevo Servicio Alimentario Escolar

El gobierno provincial publicó en el Boletín Oficial las condiciones que los municipios deberán cumplir para llevar adelante el servicio de manera correcta. Para tal fin, deberán firmar un acta acuerdo con el Ministerio de Desarrollo Social para iniciar la implementación del SAE.
En primer lugar, el acta acuerdo establece que el Servicio Alimentario Escolar “busca garantizar una prestación
alimentaria adecuada a todos los niños y jóvenes escolarizados, con necesidades nutricionales y/o en situación de riesgo social en la Provincia de Buenos Aires”.
En este sentido, el Ministerio de Desarrollo Social, a cargo de Santiago López Medrano aportará los fondos para la prestación del SAE conforme a las partidas alimentarias; gastos de combustible envasado (para el uso de las cocinas y calefones); en equipo y mantenimiento (heladeras, cocinas, vajilla y elementos indispensables para la adecuada prestación del servicio); administración y transporte.
En tanto, el Municipio “aportará y será responsable de proveer los recursos humanos para la implementación del SAE, así como también la infraestructura, servicios y mantenimiento de las dependencias que se encuentren bajo su órbita y en las que se presten los servicio, sin perjuicio de las funciones ejercidas por la Dirección General de Cultura y Educación”, reza la resolución publicada en el Boletín Oficial.
Una vez puesto en marcha el servicio, el Ministerio a cargo de Santiago López Medrano realizará auditorías contables para verificar los términos en que se ejecutan los fondos transferidos.
El Municipio, por su parte, deberá presentar un informe contable trimestral donde evidencie la efectiva ejecución de los fondos. “La falta de presentación de este informe o la verificación de que se han falseado datos, podrán significar una disminución del monto liquidado y/o la rescisión del acuerdo, sin perjuicio de las consecuencias jurídicas que correspondan”.
Asimismo, las auditorías a realizarse por la cartera social incluirán aspectos cualitativos y cuantitativos. Las mediciones serán periódicas y determinarán el grado de cumplimiento de los objetivos del Programa.
 “A tal fin el Municipio deberá poner a disposición del Ministerio la documentación y/o información que el mismo le solicite vinculada con el Programa. La falta de cumplimiento del deber de colaboración facultará al Ministerio a rescindir el acuerdo”.
Dentro de otras responsabilidades, la intendencia deberá mantendrá las prestaciones que integran el SAE durante los recesos escolares –invernal y estival-, a través de las dependencias y establecimientos en funcionamiento durante el curso del ciclo lectivo.
En este sentido, las responsabilidades que le competen al municipio son la distribución en cada escuela las raciones y/o partidas específicas; mantenimiento en forma actualizada el registro de los beneficiarios del SAE, debiendo actualizarlo cada año al inicio del ciclo lectivo y luego del receso de invierno, y remitirlo dentro de los diez (10) días del inicio del ciclo lectivo y del receso de invierno respectivamente al Ministerio; registro de los movimientos de dichos fondos en los libros.
Además, se establece la disposición de los medios necesarios para efectuar la carga de la Asistencia Media mensual en los sistemas informáticos establecidos al efecto. En tal caso se establece un plazo máximo de quince días de finalizado el mes inmediato anterior, todo ello para tener derecho al ciento por ciento (100%) de la liquidación correspondiente.
En esta línea, deberá rendir cuenta de la utilización de los fondos del SAE a los organismos competentes, debiendo facilitar en cualquier momento la información que se le solicite y el ingreso del personal que disponga el Ministerio a todas las instalaciones en que se preste el SAE a los fines de llevar a cabo controles, fiscalizaciones y auditorías.
También se hará cargo de realizar la gestión de compras del SAE en un todo de acuerdo a las normas aplicables y al pliego de bases y condiciones provisto por el Ministerio; priorizar para el caso de paridad en calidad y precios a las Asociaciones
Cooperadoras de los establecimientos que indique la cartera social; controlar en forma concurrente con los Directores de los establecimientos la calidad, cantidad e higiene de los alimentos que se suministren y la adecuación de las prestaciones al menú sugerido preestablecido, incluyendo las características de calidad nutricional.
Asimismo, deberá solicitar los resultados de los controles bromatológicos y de higiene de los alimentos, en su estado natural o elaborados que se provean para el SAE.
El Municipio, también podrá proponer las raciones a asignar a cada establecimiento escolar de su distrito y “podrá reducir, suprimir y/o redistribuir la cantidad de raciones otorgadas, como así también proponer aumentos y cambios de modalidad prestacional, todo ello en base a criterios de nominatividad en cuanto a los beneficiarios y sujeto a la aprobación del Ministerio”.
En el caso de proposición de aumento de raciones o cambios de modalidad prestacional, el Municipio afrontará los costos que originen las medas.
Por último, los distritos deberán solicitar a cada establecimiento educativo la lista de beneficiarios del SAE y arbitrará los medios para mantener actualizadas las mismas. Sin perjuicio de ello, el Ministerio deberá dar intervención a la Dirección General de Cultura y Educación a los fines de validar la información aquí referida, pudiendo hacerlo por muestreo.
Los fondos para la prestación del servicio serán depositados, de manera mensual por la Provincia en la forma y las cuentas que le indique el Municipio de acuerdo a su estructura organizacional y procedimientos.
Además, proveerá de un menú sugerido para instruir posteriormente a las dependencias y/u órganos desconcentrados que lo ejecuten en cada distrito.

Cambios y aumento


Tal como anticipó LaTecla.info, a fines de noviembre la gobernadora dio a conocer una serie de modificaciones y mejoras en el Servicio Alimentario Escolar. En primer lugar, se aumentará el valor de la ración a partir del ciclo lectivo que viene, del 30 por ciento.
En segundo lugar, se implementó menú obligatorio. "Pusimos menúes sugeridos, y ahora entendemos que el menú debe ser obligatorio. Vamos a trabajar con todos los funcionarios y el equipo sobre nutrición. Queremos un menú que no sólo tenga como objetivo que estén satisfechos, sino que los chicos se alimenten bien".
En tercer lugar, la gobernadora notificó que a partir de estas modificaciones, se sumará además la transferencia de recursos hacia los Municipios. Es decir, los fondos ya no serán administrados por los Consejos Escolares, sino por los intendentes.
Por último, se destinarán recursos para poder resolver temas de infraestructura, cocina, de agua potable, cloacas, renovación de utensillos. "Seguiremos auditando, estando detrás de esto para comprobar que nuestros chicos coman bien. Si no comen bien, no pueden aprender", concluyó.
Las medidas comenzarán a funcionar con una prueba piloto en 12 municipios. Son, en total, 504 escuelas, a las que asisten 320 mil alumnos, es decir, 20 por ciento de los beneficiarios del programa.

Se trata de Tres de Febrero, Lanús, Vicente López, Junín, Hurligham, Escobar, Almirante Brown, Florencio Varela, San Isidro, San Fernando, Morón y Pinamar, a los que se transferirán recursos que estarán afectados únicamente al SAE.