jueves, 15 de septiembre de 2016

Como en el futbol: El Concejal Quintana le salió con los tapones de punta al Ing. Stadnik

"El Concejo Deliberante no puede ser cómplice del intendente"(por Daniel Stadnik).La transparencia pública debe ser activa y no pasiva. Esto significa que la sociedad debe estar con los ojos abiertos y que los funcionarios deben ser intachables en sus acciones. "Un trabajo de 200 mil pesos el municipio cobro 40 mil pesos en escombros"

Intentan tapar un hecho irregular, de un trabajo de las máquinas municipales, con una ordenanza de donación, casi un mes
después.
Unos días atrás, publiqué en mi pagina de Facebook, que había máquinas municipales trabajando en un predio privado, aportando fotos que lo probaban, una situación irregular ya que al momento de realizar el trabajo, no poseía ninguna autorización del Concejo Deliberante, ni pedido formal alguno presentado con anterioridad por el privado.
El propio intendente interino Daniel Stadnik, manifestó en un medio periodístico, que trabajaron durante 7 días con: camiones, una retroexcavadora, un martillo neumático móvil y una pala cargadora para demoler unas casas viejas y levantar pisos de hormigón de un galpón.
No existía ningún acuerdo previo, ya que lo acuerdos de este tipo, deben pasar primero por el Concejo Deliberante y se debe realizar el trabajo, luego de aprobado el mismo por los representantes del pueblo.
Entonces acá se habría beneficiado a " amigos" con una obra que tiene un costo de $ 200.000 aproximadamente, por una supuesta donación de los escombros que como mucho podrían llegar a costar entre $30 y $40 mil.
Sin duda el Intendente Interino metió la pata, y ahora intentan con una ordenanza de donación de escombros y otros; tapar una seria irregularidad, que para mi perjudica al pueblo de Carlos Casares, que no se vio beneficiado en poco y nada, por los escombros que se utilizaron para terraplenar el camino real a Moctezuma, sino por el contrario, porque el costo si se hubiera cobrado por el trabajo hubiera dado muchos mas frutos a las arcas municipales.
El costo aproximado de un trabajo privado es de: Una retroexcavadora es de $ 1500 la hora, una pala cargadora $ 1000 la hora, el martillo neumático móvil entre $ 500 y $ 800 la hora, el/los camiones volcadores a $ 2000 el día, esto nos da un costo aproximado de $ 20.000 diarios, mientras que el pueblo de Carlos Casares se lo hizo, por unas pocas toneladas de escombros, y un tanque de combustible usado de 7000 litros.
Los casarenses fuimos perjudicados y el Concejo Deliberante no es una escribanía, no puede convalidar esta irregularidad.
Días atrás, solicitamos un Pedido de Informes y fue rechazado por los concejales del Intendente, para ocultar la irregularidad, y resulto que ahora no solo no cumplen lo comprometido, sino tampoco cumplen los firmado; ya que el proyecto de pedido de informes, salio de la comisión con los despachos firmados por Unanimidad, y cuando llego el momento y en la sesión lo votaron en contra.
Si como concejal no se aprueban los pedidos de informes formales, que le queda a los habitantes de Casares...
Nosotros no avalamos las irregularidades y le recordamos que lo que administran no es de ellos sino del pueblo de Carlos Casares, que paga todos los días sus impuestos, para que se les brinde servicios a todos y no solo para los amigos.

No vamos a ser cómplices de esto.
Publicado en Facebook por el Concejal Quintana