lunes, 4 de julio de 2016

Participación casarense: Critican desde Chivilcoy a la cúpula del Evita por la ruptura de bloques K

Son referentes de la propia organización que no están de acuerdo con la decisión de alejarse de las bancadas del Frente para la Victoria. De Casares participó Alejandro Salvi.

Tras la decisión del Movimiento Evita de alejarse del bloque del Frente para la Victoria (FpV) en la cámara de Diputados de la Nación, distintos referentes de la
organización en el interior de la provincia de Buenos Aires, expresaron su malestar hacia la cúpula del movimiento social. "dejemos de lado intereses o especulaciones individuales”, achacaron.
A través de una carta, los referentes del Movimiento Evita de Chivilcoy, Chacabuco, Viamonte y Carlos Casares, remarcaron que "la unidad no se construye rompiendo”.
"El Movimiento Evita supo construir su capital político en la resistencia de los noventa y en la primavera kirchnerista, defendió con firmeza los embates a nuestro gobierno saliendo a las calles, y en estos doce años ha puesto su construcción en función de la causa noble del pueblo”, explicaron.
Y remarcaron que "los aciertos del pasado no nos eximen de agachadas y fraudes en el presente”."Los que quieren un país para pocos y no se conmueven con el sufrimiento del pueblo nunca van a ser peronistas por más fuerte que canten la marchita. El Movimiento Evita no puede ser parte de esto”, explicaron
La nota finaliza con un claro mensaje: "nosotros somos parte del Frente Para la Victoria, nosotros somos parte del peronismo, y no vamos a aflojar ni abajo del agua”. Lleva las firmas de Mariano Conlon (Movimiento Evita Chivilcoy), Mary Cassino y Francisco Bruno (Movimiento Evita Chacabuco), Violeta Herce (Movimiento Evita General Viamonte) y Alejandro Salvi (Movimiento Evita Carlos Casares).

Por su parte, el fin de semana úlitmo,  el líder del Movimiento Evita, Emilio Pérsico, habló de los motivos que llevaron a su agrupación a armar un nuevo bloque en la cámara de Diputados integrado por Leonardo Grosso, Andrés Guzmán, Lucila De Ponti, Remo Carlotto, Araceli Ferreyra y Silvia Horne. "El kirchnerismo es un ejército en desbandada en una planicie que se van quitando los uniformes, van tirando los fusiles, van tirando los cascos, tiran las banderas. Todas estas políticas de falta de conducción, de no autocritica, de no construir una perspectiva de triunfo a futuro hacen que las tropas sigan desbandadas.Tenemos que pararla, tenemos que construir", había dicho.
La Razón de Chivilcoy