miércoles, 14 de marzo de 2018

Para abril se habilitaría el empalme Autovía 5 – Acceso Oeste en Lujan


El administrador de Vialidad aseguró que la obra podría estar terminada a fin de mes. Explicó también el proyecto para Ruta 5 hacia Santa Rosa. Afirmó que el Puente Angosto del ferrocarril “funciona perfectamente”.


Javier Iguacel, administrador general de Vialidad Nacional, anunció que “depende de las condiciones climáticas, entre fines de marzo y abril” será inaugurado el empalme entre la Autovía 5 y el Acceso Oeste, en Luján.

En declaraciones a Radio Ciudad de Luján, el funcionario recordó que ya fue terminada una fase de la obra y enfatizó que, una vez concluidos los trabajos, los usuarios ya no deberán circular por el estrecho Puente Control “que durante 30 años nos dijeron que se iba a poder evitar”.
Iguacel también se refirió al proyecto para la Ruta 5: “Están todos los planos, hicimos audiencias públicas y está en licitación”, indicó y detalló que “el plan es que llegue la autopista hasta Bragado y después desde Anguil hasta Santa Rosa”.
Desde Bragado hasta Anguil será “ruta segura con banquinas pavimentadas y carriles de sobre paso cada dos o tres kilómetros, para que el tránsito fluya con la menor posibilidad de accidentes” contemplando el tránsito pesado.
Sobre la Ruta 7, explicó que la obra “está a plena marcha en todos sus tramos”.
 “Esperamos a fin de año terminar la variante en Giles y que en 2019 esté habilitada hasta Junín”, dijo y puntualizó que hay “2000 personas trabajando en forma directa”.

El caso del “Puente Angosto”


Consultado por el puente ferroviario instalado sobre el empalme en Luján, que debió ser modificado porque los trenes resultaban demasiado anchos, Iguacel sostuvo que “no es angosto, tiene las medidas que tiene que tener según la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT)”.
 “Funciona perfectamente, hay un informe de Trenes Argentinos después de meses de uso, está todo documentado que está en perfectas condiciones, no hay ningún riesgo de absolutamente nada”, afirmó en respuesta a denuncias sobre desplazamientos en la estructura metálica.
 “El problema que hubo fue que se construyó de acuerdo a los planos aprobados originalmente, con una norma para locomotoras que había en la Argentina y hace 60 años no se cambiaban, con las locomotoras chinas que son un poco más anchas pasaba rozando”, explicó.
Iguacel contó que esto se solucionó mediante “octo corte, que es un robot que corta autógeno”. “Hablaron mentiras respecto de que se usó una moladora, eso es imposible  por el grosor de la chapa y por la forma”, manifestó.
 “El ajuste de obra se hizo conforme a una nueva norma que la CNRT tuvo que modificar para que en el futuro nadie más cometa el error de construir en base a planos viejos”, dijo el administrador de Vialidad y se congratuló porque “por muchos años no avanzamos y ahora comenzamos a avanzar”.
Además, aseguró que –en base al informe de la empresa ferroviaria– los trenes podrán circular a mayor velocidad y no con la extrema precaución con que lo hacen hoy. “Voy a averiguar con el presidente de Ferrocarriles para que puedan pasar a velocidad normal”, se comprometió.
Noticiasmercedinas