martes, 21 de febrero de 2017

Vidal estuvo en Casares y destaco el trabajo de Foglia

Después de varios anuncios y frustradas visitas a Carlos Casares la gobernadora de la provincia de Buenos Aire, María Eugenia Vidal estuvo en nuestra ciudad el pasado sábado luego de que el Senador Foglia anunciara días previos anunciara que tras su invitación, la primer mandataria provincial le confirmara que sí vendía.
Arribo a Casares pasadas las 19 Hs. y no fue nada fácil la tarea para poder hablar con ella.
Fue recibida por las autoridades Municipales encabezadas por el Intendente Torchio y el propio Foglia, quienes la acompañaron en todo su periplo por Av. San Martin donde saludo a su paso a niños, grandes, docentes, puesteros, en fin a quien quería saludarla.
Hay que destacar el respeto que tuvo la gente hacia ella más allá de que muchos no comparten su espacio político.
Se pudo observar también en esa caminata
como algunas mujeres y también algún hombre, al mejor estilo Blas Giunta, con sus codos y brazos hacían hasta lo imposible para que algunas personas no salgan en la foto.


Preguntas mandadas, respuestas no deseadas


Ya sobre la esquina de Av. San Martin y Monseñor D´ Andrea se improvisó una breve conferencia de prensa donde la gobernadora hablo sobre el conflicto docente señalando que quiere arribar a un acuerdo pero con los chicos en la escuela, se refirió a la salida de circulación del tren, del ramal que llega a Casares expresando que se hizo porque representaba un verdadero peligro que siga circulando en esas condiciones ( tras la crecida del Rio Salado se rompió un puente en la zona de Alberti por donde pasaba el tren).
Pero algún colega quiso quedar muy bien con algún funcionario local y le planteo algunas preguntas muy digitadas. La primera sobre si traía obras para esta ciudad que era un emblema en la región por las obras a lo que muy cortante Vidal señalo que estaban trabajando en obras desde el año pasado…
La segundo fue si se quería llevar a “nuestro Intendente a sus filas” a lo que la Gobernadora muy respetuosa mente le dijo que se lleva los mejores para su lado pero que acepta a quienes están del otro lado y que había otras personas que estaban trabajando muy bien como Perotti (encargado de Seguridad Vial de la provincia) y Foglia, actual Senador.
En esta ocasión la respuesta no fue la deseada.
Pero esa respuesta termino salpicando a quienes integran Cambiemos pues o no se acordó en el momento o por ahora ha decidido jugar con otra gente.

Por ahora un poroto para el Senador


Si se tratara de un partido de truco, diríamos que esta visita de Vidal y las respuestas que dio la misma sobre este año electoral, hasta ahora pareciera que el primer poroto se lo llevo el senador Foglia y que su salida en lo local de Cambiemos y la conformación de un Bloque propio y sus enojos en lo provincial han tenido un resultado positivo.
Es más algunos vecinos nos remarcaban que en los discursos de la XXV Fiesta Nacional del Girasol no mencionaron la visita de Vidal y mucho menos algún agradecimiento por su visita. Eso sí al día siguiente algunos alzaron sus voces en las redes sociales criticando que había sido muy fugaz su estadía y que no había ido a la Municipalidad.
También algunos peronistas y sobre todo kirchneristas miraban con recelo los besos y abrazos de algunos funcionarios y allegados le daban a la Gobernadora, como diciendo “miralos vos, hace dos años andaban a los abrazos y besos con Aníbal Fernández y era el mejor candidato y casarense y ahora ya se olvidaron”, no se enojen cosas que pasan diría Larralde.
Es un año electoral y esto recién empieza y debe correr demasiada agua debajo del puente, pero hasta ahora la mirada de Vidal en Casares está puesta al senador. Más adelante habrá que ver qué sucede.