jueves, 24 de noviembre de 2016

Vidal anunció aumento para comedores, menú obligatorio y transferencia de fondos a intendentes

La gobernadora dio a conocer una serie de modificaciones y mejoras en el Servicio Alimentario Escolar. El incremento será del 30 por ciento y los fondos ya no serán administrados por el Consejo Escolar, sino por los jefes comunales.



"Vamos a garantizar que efectivamente llegue la comida a cada uno de los chicos de la Provincia. Hoy queremos presentar resultados y medidas que vamos a tomar. A partir del aumento del 100 por ciento, volvió la carne a los menúes, el postre y las frutas", dijo la gobernadora en conferencia.
En esta línea, destacó que todavía hay serios problemas administrativos, "todavía los Consejos Escolares no han pasado a la Provincia quiénes son los chicos que necesitan de esto en cada escuela. No números, nombres. También hay serias irregularidades entre la cantidad de chicos que decían que comían en cada escuela y los que efectivamente comían".
Por ello, se tomaron las siguientes decisiones. La primera, volver a aumentar el valor de la ración a partir del ciclo lectivo que viene, del 30 por ciento, "lo que supera las previsiones de inflación y se suma al 100 por ciento que aumentamos este año. Seguimos poniendo como prioridad lo que los chicos comen en las escuelas, porque sabemos que quizás es la única comida en el día que van a tener".
En segundo lugar, anunciaron un menú obligatorio. "Pusimos menúes sugeridos, y ahora entendemos que el menú debe ser obligatorio. Vamos a trabajar con todos los funcionarios y el equipo sobre nutrición. Queremos un menú que no sólo tenga como objetivo que estén satisfechos, sino que los chicos se alimenten bien".
"Queremos un menú que incorpore más lácteos, más frutas, más verduras. Que les demos una amplia cobertura para que estén bien alimentados, como están nuestros hijos en nuestras casas".


En tercer lugar, la gobernadora notificó que a partir de estas modificaciones, se sumará además la transferencia de recursos hacia los Municipios. Es decir, los fondos ya no serán administrados por los Consejos Escolares, sino por los intendentes.
"El intendente es la cara visible. Cuando una mamá tiene un problema con la comida de su hijo en la escuela puede ir a ver a la directora, pero si después de la directora quiere ir a ver a alguien más, es probable que no sepa quién es el presidente del Consejo Escolar, ni dónde queda. Conoce a su intendente", argumentó Vidal.
"Los municipios tienen hoy la capacidad para hacer compras en escala, son mejores cuando se hacen con licitaciones públicas, transparentes y con mecanismos habituales. Además, tienen áreas de bromatología y capacitación necesaria en manipulación de alimentos".
Por último, se destinarán recursos para poder resolver temas de infraestructura, cocina, de agua potable, cloacas, renovación de utensillos. "Seguiremos auditando, estando detrás de esto para comprobar que nuestros chicos coman bien. Si no comen bien, no pueden aprender", concluyó.
Las medidas comenzarán a funcionar con una prueba piloto en 12 municipios. Son, en total, 504 escuelas, a las que asisten 320 mil alumnos, es decir, 20 por ciento de los beneficiarios del programa.
Se trata de Tres de Febrero, Lanús, Vicente López, Junín, Hurligham, Escobar, Almirante Brown, Florencio Varela, San Isidro, San Fernando, Morón y Pinamar, a los que se transferirán recursos que estarán afectados únicamente al SAE.
Además, se harán auditorías sobre estas cuentas y se monitoreará el desarrollo y cumplimiento de los objetivos. Los municipios, en tanto, se comprometieron a hacer una rendición de gastos cada tres meses.
A partir de junio de 2017, se evaluará el plan de mejora, utilizando como base el estudio realizado este año.

La Tecla