jueves, 10 de noviembre de 2016

Tres Algarrobos podrían quedar bajo agua

Se viven horas angustiantes en Carlos Tejedor (Buenos Aires), todo el exceso hídrico de General Villegas sigue la pendiente natural de la provincia y está entrando al noreste del Distrito, Tres Algarrobos es una pequeña localidad que en pocas horas podría ser evacuada, una laguna próxima está a punto de desbordarse. Leé la nota y conocé el panoroma que se vive en esta región bonaerense.

Ya se sabía entre los pobladores de Timote, Colonia Sere y Tres Algarrobos, ya sabían que un mar de agua dulce estaba por entrar a Carlos Tejedor y así está sucediendo, el agua, que baja la leve pendiente de la provincia de Buenos Aires, va avanzando por los campos de General Villegas hasta los pueblos del noroeste del Partido de Carlos Tejedor. Tres Algarrobos depende del inminente desborde de una laguna para tener que evacuar a sus habitantes.
Tres Algarrobos es una pequeña localidad de 3800 habitantes, típico pueblo del interior donde la vida se mueve al ritmo de las cosechas y los vaivenes del clima. El agua es una amenaza hace décadas en estas regiones de la provincia. Desde la década del noventa, por lo menos cada tres o cuatro años deben convivir con el peligro de una evacuación. La ausencia de obras hídricas se hace notar en esta parte de la provincia.
Esta inundación, como nos decía Horacio Lorenzo, vecino de General Villegas estaba anunciada, y si no se hacen verdaderas obras hídricas de fondo, algunos pueblos no podrán aguantar más agua. Hay en las comunidades de Villegas y Tejedor la sensación de que esta inundación es una de las últimas que podrán soportar. La tierra ya no puede absorber más agua y los caminos rurales hace meses que están cortados. La incomunicación vial trae como consecuencia el éxodo. Habitantes de Timote han tenido que abandonar su pueblo en las últimas décadas producto de las continúas inundaciones.
En el caso actual, Tres Algarrobos está en peligro. La inmensa masa de agua que llega desde General Villegas está entrando a Carlos Tejedor y llenando la laguna Peniguén, cuyo nivel es crítico, y de continuar recibiendo agua, estaría a punto de desbordar, lo que llevaría a evacuar a los habitantes de Tres Algarrobos. El Intendente de Carlos Tejedor, Raúl Sala está preocupado.
"El agua está estable en las localidades de Timote y Colonia Seré, donde entra agua de las napas pero la estamos bombeando; y donde tenemos complicaciones es en Tres Algarrobos. En un solo día creció 20 centímetros el agua que ingresa de General Villegas, estamos permanentemente monitoreando este caudal, con personal de Bomberos y del municipio que controla las estacas que colocamos para ver este crecimiento".
"Esta masa de agua que baja de General Villegas siguiendo la pendiente natural ocasiona que esté a punto de desbordar la laguna Peniguen, que está entre Tres Algarrobos y la ciudad de Rivadavia", detalló. Las perspectivas no son alentadoras porque el agua no se puede dominar, y todos saben el camino que tomará. Inevitablemente todo el exceso hídrico que viene de Villegas tiene que bajar hasta llegar al canal Cuero de Zorro y allí seguirá su curso al centro de la provincia. Tres Algarrobos está dentro de ese circuito que tomará el agua, con resignación el Jefe Comunal sostiene: “No hay nada que hacer, hay que dejar que corra".
"Estamos listos para evacuar entre 100 y 500 personas en todo el partido", pero el problema es más amplio, los campos inundados son el escenario ideal para que las larvas de los mosquitos se reproduzcan. La sombra de una epidemia de dengue es una preocupación que crece cada día en el oeste de la provincia. Desbordado y con poca ayuda, el Intendente pide larvicidas para contralar los mosquitos y en la misma medida necesita maquinaria vial para intentar reparar los 2.400 kilómetros de caminos rurales que comunican los pueblos de su Distrito, muchos de ellos en estas horas aislados.
Revista El Federal