lunes, 14 de noviembre de 2016

Inundaciones: El clima trajo algo de alivio a la región

Se señala que bajan los niveles de agua en puntos inundados, pero sin embargo en distritos como C. Tejedor y Rivadavia esperan un ingreso de mayor caudal por la apertura de compuertas.

El buen clima en la zona noroeste de la provincia de Buenos Aires, afectada por inundaciones, generó un descenso de las aguas y un alivio para algunos de los sectores más comprometidos, aunque, según el diario El Día, en los partidos de Carlos Tejedor
y Rivadavia se espera un ingreso de un caudal importante para el fin de semana, a raíz de que se abrirán las compuertas de los terraplenes de General Villegas.
El sol y el viento que sopló en los últimos días por las zonas inundadas “brindan una esperanza de mejorar la situación”, contó a Télam el intendente de Rivadavia, Javier Reynoso, quien se mostró esperanzado en la búsqueda de “una solución definitiva al problema de las inundaciones que cíclicamente se producen”. Y en este sentido indicó que por primera vez “se sentó el comité de la cuenca del Río Quinto integrada por representantes de las provincia de Buenos Aires, La Pampa, San Luis y Córdoba a ver de qué manera se encauza esto”.
También Reynoso dijo que “desde el gobierno bonaerense se empiezan a tener en agenda las obras hídricas que necesitamos”.
Además el jefe comunal rivadaviense mencionó que se ha reunido con intendentes de la región, entre ellos el trenquelauquense Miguel Fernández, para acordar obras que son millonarias. “El Río Quinto es interprovincial y si no hay obras río abajo que permitan contener el agua, desde arriba sigue bajando, y siempre hay una resistencia porque el de abajo no quiere el agua y el de arriba cada vez que se le acumula el agua lo va a largar, por eso se necesita trabajar una gran obra entre todos para evitar las inundaciones”, enfatizó, detallando: “Hay dos obras que son el encauzamiento de los canales 3 y 5, que no tienen nada que ver con Rivadavia, pero ordenan el desagüe que después va a permitir que no llegue el agua a inundar nuestro territorio”.
En este marco, se destaca que en Rivadavia si bien los cascos urbanos y los accesos se encuentran protegidos, algunos campos están bajo agua, que corre en dirección sudeste. En tanto, el intendente aseguró además que los pronósticos para la zona de acuerdo al INTA marcan que habrá un clima muy seco entre enero y marzo.

C. Tejedor y Villegas


En tanto, distintos medios señalan que la localidad de Tres Algarrobos, ubicada en el partido de Carlos Tejedor, quedó “virtualmente convertida en una isla por el agua que baja del partido de Villegas”.
Al parecer, el intenso caudal de agua que baja desde Villegas colapsó una laguna cercana al acceso a Carlos Tejedor, donde se trabajó para desviar el agua hacia calles de tierra aledañas y evitar que ingrese al casco urbano.
A su vez, Pierre Courreges, presidente de la Sociedad Rural de General Villegas, detalló que 430.955 hectáreas de las 723 mil que tiene el partido están afectadas: 261.473 bajo agua y otras 169.482 encharcadas.

Pehuajó


Mientras que este jueves en el palacio municipal de Pehuajó se reunió la mesa de emergencia agropecuaria de ese partido y el tema principal reunió testimonios y opiniones sobre la situación de los excedentes hídricos que surgen de las lluvias en el norte del distrito, como así también la problemática que atraviesan Ameghino, Villegas, Carlos Tejedor y Lincoln, y sus consecuencias en el incremento de agua que va hacia ese distrito, resolviéndose solicitar, a partir del 1º de noviembre, el estado de emergencia y/o desastre agropecuario para algunos productores.

Trenque Lauquen


Por otro lado, en Trenque Lauquen, un distrito que no ha estado tan afectado como sus vecinos del norte, desde la Sociedad Rural, su presidente, Bernardo Costa, señaló que “los caminos rurales nunca estuvieron complicados del todo, más allá de los días de lluvia, con algunas excepciones, como el sur, por la zona de Garré, donde sí ha llovido mucho y se pueden ver por eso algunos problemas en la superficie, y en el norte, en cercanías a Francisco de Vitoria, en este caso por el agua que está entrando, temiéndose también por el agua que va a venir”, cabiendo recordar que las lagunas Cuero de Zorro y las del complejo Hinojo-Las Tunas lejos están de encontrarse aliviadas.
Con todo esto, el dirigente contó que habló con el intendente Fernández tras el encuentro entre jefes comunales que se dio en Villegas el lunes y éste le dijo que “se había acordado hablar las cosas de frente entre los distritos para poder trabajar unidos”.

La Opinión de T. Lauquen