viernes, 28 de octubre de 2016

Lo que el agua casi se lleva: Rescate de peón rural y su caballo en cercanías de Tres Algarrobos

Cada situación hídrica de esta naturaleza deja, además de pérdidas cuantiosas en el sector rural, algunas en las comunidades, en los barrios, en familias, historias tristes y conmovedoras.

En este caso este jueves a las 12:30 horas, se escuchó en Tres Algarrobos la sirena de los Bomberos. Cada vez que esto ocurre, se tejen diferentes historias, que van desde incendio, lo primero que se nos ocurre, hasta accidentes. Lo que no imaginamos es lo que ocurrió hoy a la mañana. Un hombre que trabaja en el campo cayó con su caballo en medio de una
calle cortada por una inmensa laguna.-
Se trata de Juan Núñez, que iba por un camino vecinal hacia su lugar de trabajo, a caballo en una calle angosta, en el lugar el agua tenía una profundidad de 1,40 metros aproximadamente. El viento reinante generaba algún oleaje que asustó al caballo. Juan cayó sobre el alambre de un lado y el animal quedó del otro lado.
El siniestro ocurrió a la 10 de la mañana, Núñez pudo comunicarse después de dos horas de estar agarrado del alambre. La demora se debió a que se le abría mojado el celular y tuvo que esperar para realizar el llamado pidiendo auxilio.
A la calle, que está ubicada entre María Honoria y el campo de Gago, en el bajo denominado Villanueva, asistieron un grupo de Bomberos y Germán Miranda, que puso a disposición su lancha para rescatar a Núñez y su caballo, para lo cual tuvieron que cortar el alambrado. La lancha se utilizó porque desde la orilla hasta donde estaba Juan había unos 800 metros, y buena profundidad.
De estas historias, afortunadamente, con final feliz existen muchas en cada inundación. Son sólo anécdotas, que no hacen otra cosa que mostrar las dificultades que deben superar quienes trabajan en el sector rural, el más castigado.
(Fuente y fotos Tres Algarrobos on line)