viernes, 24 de junio de 2016

Joven casarense fingió un secuestro y solicitaba una suma millonaria

Un joven de 18 años de edad, de Carlos Casares, fingió un secuestro y solicitaba una suma millonaria a su padre. El hecho mantuvo en vilo a la Justicia Federal y a distintas reparticiones policiales, que tuvieron que tomar intervención en el episodio. Los responsables de la DDI local, junto a otros efectivos llevaron adelante un amplio operativo, que mantuvo momentos de zozobra, hasta que se pudo determinar que todo lo que había sucedido había sido
pergeñado por el joven y algunos amigos.
Fuentes confiables, señalaron a NOTICIAS, que la suma que solicitaban los secuestradores (que se determinó era el mismo joven), era millonaria. Todo habría dado inicio en la madrugada del miércoles, cuando desde Buenos Aires (lugar donde se encuentra estudiando el casarense), se contactaron con el padre, un comerciante que reside en la ciudad vecina, para manifestarle y pedirle una suma millonaria si quería volver a ver con vida a su hijo. Los llamados se habrían repetido y el padre (alrededor de 40 años), realizó la denuncia correspondiente. Al tratarse de un secuestro extorsivo (al momento de la denuncia policía y justicia trabajaban sobre eso), tomó intervención la Justicia Federal. En este caso la Fiscalía con asiento en nuestra ciudad, a cargo de la Dra. María Cecilia Mc Intosh. 
Rápidamente se dirigió el cuerpo antisecuestros de la DDI local, además de colaboradores de la misma repartición y otros estamentos policiales. Los Jefes de las fuerzas, comenzaron a tomar contacto con distintas líneas investigativas, mientras se procedía al análisis de los llamados recibidos. Una de las fuentes que dialogaron con nuestro cronista y se mantuvo en off, sentenció que fueron varias horas de incertidumbre, sin dejar de lado ninguna hipótesis. En el medio se procedió a entrecruzar llamados, llevando adelante los pedidos correspondientes a la AFI. Mientras un grupo, interdisciplinario trabajaba en la contención de la familia.
A las tres de la mañana de ayer, el joven se volvió a contactar con su padre, señalando que había sido liberado en una zona cercana a Pilar. De inmediato una comisión policial se dirigió a la ciudad del conurbano bonaerense, para que el adolescente se reuniera con su familia en Casares. Vale aclarar que nunca se pagó el rescate.
La sorpresa mayor llegó cuando se le comenzó a tomar  declaración y a medida que pasaban los minutos, los investigadores y la justicia llegaron a la conclusión de que el joven, junto a algunos amigos había fingido el secuestro, para hacerse de una suma millonaria.
Si bien se evalúa que es lo que puede haber llevado a esta determinación del joven que puso en movimiento a un vasto sector de la policía, la justicia y entes de seguridad, los investigadores no descartan la hipótesis de que el simulacro de secuestro, estuvo dado al enterarse el estudiante de que su padre estaba por cobrar una suma importante de dinero, similar a la que solicitaba.

Noticias Pehuajó