viernes, 11 de marzo de 2016

Ricardo Pagano: “Una nueva inyectora reemplazará la que funcionaba desde 1987 en nuestra empresa”

Ricardo Pagano compró a fines de los ´80 su primera inyectora totalmente automática, la misma que ahora fue sustituída por una de última generación. La nueva inversión implica un salto de calidad y de producción, pero para el fundador de Pagano SA también es una historia de los inicios que se cierra.
En el año 1986 Ricardo Pagano adquirió la primera inyectora automática para fabricar la línea
de productos San Miguel, que si bien era usada, significó un gran avance respecto a las anteriores que eran semiautomáticas. Al año siguiente, en 1987, pudo comprar una inyectora totalmente nueva con la última tecnología de ese momento, con una capacidad para inyectar 80 gramos de plástico, con una matriz de cuatro bocas y una capacidad de cierre era de 80 toneladas. Esa misma máquina estuvo produciendo accesorios de las tres líneas de productos de Pagano SA, hasta hace pocos días cuando llegó a la planta fabril la nueva adquisición que reemplazará a ambas.

 Máquinas con historia


Se trata de una inyectora que también es totalmente automática pero que marca importantes diferencias cualitativas y cuantitativas, y con la que se van a fabricar casi todos los accesorios plásticos de las líneas San Miguel, Caranext y Perímetro.
Ahora bien el reemplazo de una herramienta por otra de última tecnología en una empresa como Pagano SA, dirigida por su fundador junto a sus dos hijos Rafael y Sebastián, tiene otras implicancias. Y Ricardo Pagano sintetiza esto diciendo que “me da cierta nostalgia hacer el cambio (sonríe). Fue la primera máquina automática que traje, era todo un acontecimiento. Me acuerdo que la iban haciendo y yo iba entregando lo que podía por mes o cada 15 días. Fue todo un avance para la fábrica empezar a trabajar de forma automática. Pero sé que todos los cambios son buenos, me gusta invertir para que la empresa siga creciendo”.